CAMBIAR LA FORMA DE DORMIR PODRÍA DISMINUIR LAS ARRUGAS

Publicado 28/03/2019 - Leído 199 veces


Las arrugas son solo un indicador del envejecimiento facial, lo que convierte este hecho en un indicador primordial para el mundo de la medicina estética.  

Las líneas de expresión que se forman al dormir, en su mayoría por la presión que ocasiona el rostro contra la almohada o colchón, se dan por la mecánica a diferencia de las ocasionadas por la distorsión de la piel como resultado de la expresión facial. 

Sin embargo, un estudio de la Universidad de Oxford determinó que cambiar las posturas, aunque se modifiquen costumbres, disminuye el riesgo de que se formen las líneas de expresión ocasionadas por las malas posturas al dormir. 

Compresión durante el sueño

“Las arrugas de expresión y las arrugas del sueño difieren en etiología, ubicación y patrón anatómico. Compresión, cizallamiento y fuerzas de tensión”, según cita un estudio realizado en la Universidad de Oxford sobre este tema.

Estas líneas de expresión actúan sobre la cara en posiciones laterales o propensas al sueño. “Revisamos la literatura sobre el desarrollo de arrugas y los cambios biomecánicos que ocurren en respuesta a influencias intrínsecas y extrínsecas. Exploramos la posibilidad de que la compresión durante el sueño no solo produce arrugas, sino que también puede contribuir a la expansión o estiramiento de la piel facial”.

Opciones de tratamiento para las arrugas del sueño y la mejora

Las distorsiones son más limitadas que las de las arrugas de expresión. El estiramiento facial y otros procedimientos de ajuste disminuirán la cantidad de piel disponible para doblarse y posiblemente alterarse. A pesar de esto se ha determinado que los rellenos pueden mejorar temporalmente las arrugas de cualquier tipo.

El estrés mecánico contribuye también a la progresión de las 
líneas de expresión temporales y permanentes.

Se ha determinado que el uso de neurotoxinas m
ejora o previene las arrugas eliminando las mecánicas. Sin embargo, las neurotoxinas no deberían tener ningún efecto sobre las que ocasiona el dormir mal, ya que no son causadas por la contracción muscular. La única forma confiable de minimizar las arrugas del sueño es evitar la distorsión facial.

Es extremadamente difícil cambiar conscientemente los patrones de sueño. Nuestro sueño inicial y la posición es una elección, sin embargo cambiamos inconscientemente.

Posición durante toda la noche

La posición supina puede ser ideal para la estética facial, pero puede agravar las condiciones como la apnea del sueño, el reflujo gastroesofágico y los ronquidos severos.

Ahora existen almohadas especiales que están diseñadas para minimizar la deformación facial durante el sueño. Puede tomar hasta cuatro semanas adaptarse a un cambio en el sistema de las nuevas almohadas. 

"Como cirujanos plásticos, aconsejamos a nuestros pacientes controlar las variables que influyen en el envejecimiento en base a la comprensión actual. Le aconsejamos usar protector solar para minimizar el fotoenvejecimiento, dejar de fumar, optimizar la nutrición y maximiza el cuidado tópico de la piel. Debemos añadir evitar la
compresión facial durante el sueño", cita el estudio. 

Fuente: Estudio “Las arrugas del sueño: el envejecimiento facial y distorsión durante el sueño”, realizado en la Universidad de Oxford por Goesel Anson, MD, FACS; Michael A.C. Kane, MD; and Val Lambros, MD, FACS




 
Regresar Imprimir

¿Te gusta este post? Compártelo!