PROTEGIENDO LA PIEL DE LOS MÁS PEQUEÑOS…

Publicado 02/07/2020 - Leído 64 veces


Por lo general, la piel de nuestros pequeños, especialmente los lactantes, es muy sensible a las inclemencias del tiempo… Y más aún a la exposición directa al sol. 

De hecho, los médicos recomiendan que los infantes no vayan a la playa antes de los seis meses de edad,  para evitar que los mismos sean víctimas de los efectos perniciosos de una prolongada dosis de radiación solar.

Los niños pequeños son muy sensibles a los efectos de la luz solar, y por lo tanto proclives a la deshidratación. Aunque permanezcan debajo de una sombrilla y vistan ropa fresca y adecuada para el clima caluroso, la radiación podría reflejarse hasta en un 30% y quemarlos fácilmente. 

Es por ello que los cuidados deben extremarse y velar porque los productos que se empleen para proteger su piel, sean lo indicados, evitando de esta manera reacciones secundarias por la aplicación de sustancias no aptas para su delicado organismo.

¿Cómo cuidarlos?

No se recomienda el uso de cremas o protectores solares en niños menores de seis meses, ya que su piel es extremadamente sensible, y no existe garantía de que la misma absorba la loción. Se sugiere, en todo caso, cubrirlos con gorras e indumentaria especial para disminuir el efecto de los rayos UV.

Después de los 6 meses y hasta los 3 años, se sugiere la utilización de lociones con filtros físico/minerales. No son tan resistentes al agua y debe repetirse la aplicación de manera constante. De igual forma también es imprescindible que la vestimenta sea adecuada para proteger del sol.

A partir de los tres años ya la piel de los niños puede comenzar a ser cuidada con protectores con filtro químico con FPS (Factor de Protección Solar) mayor de 30, preferiblemente 50, y estar formulado para infantes. Estos actúan 20 minutos después de su aplicación, ante lo cual es importante ponerlo antes de llegar a la playa. Aunque es resistente al agua, se sugiere reaplicar cada dos horas. 
Ropa adecuada, gorras y gafas de sol, complementan la protección.

Al momento de adquirir productos para la protección de la piel de los niños,  en lugares muy asoleados, se recomienda solicitar la opinión de su médico pediatra. No obstante a continuación le ofrecemos algunas de las principales características que deben poseer los mismos para cuidar la piel de los infantes.

  • Son productos que reúnen las siguientes características:
  • Protección SPF 50+
  • Protección contra rayos UVAy UVB 
  • Que contengan filtros físicos o minerales: las de filtros químicos (oxibenzona, octocrileno, avobenzona, octisalato), no son recomendables para bebés y niños menores de tres años. 
  • Resistentes al agua
  • Hipoalergénicas: no contienen PABA (ácido paraaminobenzoico), 
  • Para pieles sensibles: indicadas para proteger la delicada piel de los niños

Solo siguiendo las recomendaciones de los especialistas, podremos cuidar adecuadamente, la piel de nuestros niños.
 
Regresar Imprimir

¿Te gusta este post? Compártelo!