MANIFESTACIONES CUTÁNEAS POR RESISTENCIA A LA INSULINA

Publicado 21/08/2020 - Leído 67 veces


Millones de personas viven en el mundo con una afección conocida como resistencia a la insulina, característica bioquímica patognomónica de la obesidad y la diabetes, sin siquiera saber que la padecen. Las manifestaciones cutáneas de esa enfermedad, ofrecen una manera facial y fiable de detectarla y diagnosticarla.

Algunos estudios han demostrado que aproximadamente un alto número de los pacientes que padecen diabetes (entre un tercio y un 91%)  tendrán algún tipo de manifestación cutánea y dermatológica, que pueda servir de alerta a los profesionales de la medicina,  e iniciar un estudio en los pacientes que les permita dar con un diagnóstico claro acerca de la salud de los mismos.

Entre las afecciones cutáneas más frecuentes se encuentran acantosis pigmentaria, papilomas cutáneos, hirsutismo, (hiperandrogenismo ovárico) y alopecia androgénica, tan solo por citar algunas de ellas. 

Las mismas son el resultado de la activación, directa o indirecta, por parte de la hiperinsulinemia, de los receptores del factor 1 de crecimiento insulínico (IGF-1) localizados en los fibroblastos y los queratinocitos, lo que estimula su crecimiento y proliferación.

Es importante citar que enfermedades como la psoriasis, el vitíligo e hidradenitis supurativa, han sido fuertemente asociadas con resistencia a la insulina y síndrome metabólico.

Otras de las manifestaciones cutáneas de resistencia a la insulina son:

  • Acrocordones: También denominados pólipos fibroepiteliales, papilomas cutáneos o fibromas blandos. Son tumores cutáneos que se presentan con mayor frecuencia. Comunes después de la tercera edad, y sobre todo en pacientes mujeres con sobrepeso/obesidad.
  • Acantosis pigmentaria (o nigricans): Se caracteriza por la aparición de placas simétricas, aterciopeladas, hiperpigmentadas,  principalmente en el cuello, axilas y codos, aunque  puede presentarse en otras zonas.  Por lo general se relaciona con trastornos de resistencia a la insulina.
  • Alopecia androgénica: Es el subtipo más frecuente de alopecia no cicatrizal, el cual más recientemente, las investigaciones lo han asociado, en algunos casos, con el síndrome metabólico (es decir, la resistencia a la insulina).
Las anteriores son tan solo algunas de las manifestaciones cutáneas que se presentan con mayor frecuencia en pacientes que, presumiblemente, podrían estar afectados por trastornos derivados de resistencia a la insulina.

En todos los casos siempre hay que poner atención a las señales y consultar al médico en caso de que presente alguna de estas patologías.
 
Regresar Imprimir

¿Te gusta este post? Compártelo!