VAMPIRE FACELIFT: LA SANGRE COMO FUENTE REJUVENECEDORA

Publicado 06/11/2017 - Leído 345 veces


Caracas.- El envejecimiento es un proceso que se produce por el inevitable paso de los años.  Biológicamente, se ralentiza la renovación celular, disminuye la producción de las fibras de colágeno y elastina, y se reduce la matriz  intercelular entre otras manifestaciones.


En consecuencia, el Dr. Charles Runels,  creó la última tendencia en Medicina antienvejecimiento, el método vampire facelift,  el cuál funciona para afirmar, levantar y rejuvenecer la piel. Este tratamiento se lleva a cabo con la propia sangre del paciente, que es extraída y centrifugada para obtener un plasma rico en plaquetas que luego será inyectado en el rostro a través del  Dermapen, que  es un dispositivo electrónico aprobado por la FDA (American Food Administration) que utiliza micro-agujas colocadas verticalmente para perforar la piel a diferentes profundidades, así se puede ajustar durante el curso del procedimiento para dar cabida a las diferentes áreas de tratamiento, permitiendo maniobrar más fácilmente alrededor de los contornos faciales y zonas delicadas como los ojos, la nariz y la boca. Finalmente, Se concluye con la aplicación de una mascarilla con el contenido hemático que se extrajo al principio.


La Dra. María Cecila, dermatólogo de UNIMEL nos explica que las “El plasma rico en plaquetas, es un preparado autólogo (es decir de la propia persona), no tóxico ni alergénico, obtenido por centrifugación de la sangre del paciente, cuya función está directamente ligada a la liberación de los factores de crecimiento de las propias plaquetas. Este Tratamiento se utiliza para restaurar la piel, es por esta razón que ofrece grandes resultados en la desaparición de marcas como los surcos nasogenianos, que son las marcas que tenemos desde el final de la nariz y descienden oblicuamente hasta ambos extremos de la boca, los cuales se acentúan más con los años cuando se produce flacidez de los tejidos cutáneos, especialmente de las mejillas, y disminuye el tono muscular de la parte inferior de la cara.”


Las plaquetas son activadas al contacto con el tejido conectivo o durante un fenómeno fisiológico conocido como la agregación plaquetaria, liberando a partir de los gránulos alfa los factores de crecimiento, que al unirse a los receptores específicos de membrana celular, activa o inhibe sus funciones. 


En la piel estimulan los procesos de división, migración y diferenciación de las células epiteliales, aumentan la proliferación celular de queratinocitos, células endoteliales, fibroblastos, monocitos y macrófagos. Así como también estimulan la síntesis de colágeno, la elastina y proteoglicanos, lo cual ayuda en la reducción de arrugas finas, flacidez y manchas en la piel, brindando un aspecto mucho más joven y fresco. 


Redacción Web

 
Regresar Imprimir

¿Te gusta este post? Compártelo!